Perros guía

Son los perros comúnmente llamados lazarillos;  se utiliza para colaborar con las personas con discapacidad visual, para que las guíe, principalmente, cuando sale de su casa. Por tanto se puede decir que es un instrumento de movilidad personal e independencia.

Cuando una persona no vidente, se desplaza por la calle, no tiene contacto físico con el entorno, al eliminarse las referencias táctiles que puede obtener con el bastón sólo restan las referencias auditivas o cambios de superficie para poder determinar las particularidades el entorno. Los perros guía, entrenados para seguir el principio de la línea recta, pueden entonces suplir estas carencias y facilitar la movilidad independiente y segura de la persona ciega. El perro deberá mantener dicha línea de desplazamiento hasta que la persona decida un cambio de dirección o bien el entorno le impida continuar. El perro ha de negociar cualquier obstáculo que pueda aparecer en su camino, desviándose a derecha o izquierda dejando suficiente espacio para que la persona se desplace, volviendo luego a recuperar la línea recta. De allí en más comenzará un diálogo y mutuo aprendizaje e interacción, donde perro y persona afinarán su escucha para interpretar sus respectivos llamados de atención, entendiendo que siempre es la persona quien tomará la decisión a seguir por los dos, ya sea cruzar una calle o doblar  sí o no por una senda.

Las razas más utilizadas son:  la que resulta de la cruza de Labrador y Golden, lo mismo que los individuos de cada una de estas razas por separado. Le siguen el Pastor Alemán y en menor número razas como el Border Collie, Pastor Belga, Boxer, Collie Rough, Caniche gigante, Rodesian, y perros mestizos.

 

 

 

 

Información obtenida de:

http://www.elcisne.org/noticia/un-perro-asistencia-cada-discapacidad/2460.html

Perros de asistencia.

Los perros de asistencia se clasifican en 4 categorías:

  • Perros de servicio (discapacidades motoras).
  • Perros guía.
  • Perros señal.
  • Perros de servicio (niños con autismo).

Hoy vamos a detallar las características de los perros de servicio para discapacidades motoras:

Estos animales son ayudas técnicas que se entrenan para beneficiar la calidad de vida de las personas con discapacidad brindándoles mayor autonomía personal.  

Están capacitados para ayudar con las cosas cotidianas de la vida, como lo es encender los interruptores de luz, abrir y cerrar puertas, recoger objetos, e incluso tirar de una persona en su silla de ruedas, en función del peso del perro. 

Un tipo diferente de perro de servicio es entrenado para ayudar especialmente a aquellos que sufren de la enfermedad de Parkinson, conocidos también como “perros Walker”. Estos canes son adiestrados para que ayuden a la persona a mantener su equilibrio al caminar e incluso actuar como un soporte para mantener al sujeto en sí, en caso de haberse caído, de manera que el individuo pueda recuperar la posición y el equilibrio.

También existe otra especialidad llamada “perro de alerta y respuesta”, capacitado para ayudar a una persona con epilepsia. Se les entrena para pedir ayuda si es necesario, para quitar del camino las cosas que implican un riesgo para la persona en caso de que se caiga y brindando atención física y emocional, tratando de contenerla después de un ataque. A veces un perro de respuesta puede detectar un ataque antes de que ocurra.

Este tipo de perros han mostrado también una gran eficiencia para ayudar a  niños con enfermedades como la distrofia muscular, parálisis cerebral, espina bífida, entre otros.

 

 

Información obtenida de:

Bocalán Argentina.

http://www.elcisne.org/noticia/un-perro-asistencia-cada-discapacidad/2460.html

Perros de terapias

Los perros de terapia son aquellos que realizan visitas programadas, a las personas que lo necesitan (residencias de ancianos, de personas con discapacidades,etc). A cada cita, van acompañados de su responsable (guía), y el conjunto: perro-dueño, trabajan bajo la dirección de un especialista (psicólogo, pedagogo, etc.).

Algunas de las características que debe tener un perro para ser utilizado en terapia son:

  • Comportamiento y temperamento amable.
  • Educado para obedecer las instrucciones de su responsable.
  • Resistencia para hacer trucos fácilmente por un periodo mínimo de una hora.
  • Paciencia de ser tocado o acariciado alegremente por un periodo mínimo de una hora.
  •  Respuesta positiva a las órdenes de obediencia básica.
  • Aceptación de ancianos, mujeres, hombres, niños con problemas neurológicos o de salud en general o una discapacidad.
  • Flexibilidad, para poder desplazarse en lugares de espacio limitado.
  • Libre de cualquier tipo de enfermedad, propia de su especie.

 

 

Información obtenida de: 

http://terapiaanimal.fullblog.com.ar/terapia-con-perros.html

 

http://www.adiestradorcanino.com/webdelperro/terapia-asistida-con-perros/143